Ecodanza


Hoy, después de empujones, susurros y oportunidades publico un pequeño proyecto de “ecodanza” junto a una amiga: bailarina de ropa de segunda mano, rellena de algodón de azúcar y cosida con los hilos que cuelgan de los retales de inspiración, talento y ternura que visten sus formas.


Recoged este baile
es solo un intento de aprovechar lo que un alma en movimiento puede llegar a transmitir, su capacidad de catalizar una emoción, o el atrevimiento de sacudir una conciencia…Es ese no se qué, capaz de llegar a no sé qué parte, para sentir algo particular e indefinido, sin saber muy bien por qué…La danza en particular, y el arte en general, poseen ese duendecillo travieso que se escapa de toda racionalidad y que juguetea por los rincones de nuestras almas, rincones algunos desconocidos y otros solo olvidados.


Simona Weil lo expresó magníficamente cuando dijo: “Las mismas palabras pueden ser triviales o extraordinarias según la forma en que se digan. Y esa forma depende de la profundidad de la región en el ser de un hombre de donde proceden, sin que la voluntad pueda hacer nada. Y por un maravilloso acuerdo, alcanzan la misma región en quien las escucha. De tal modo que el que escucha puede discernir, si tiene alguna capacidad de discernimiento, cuál es el valor de las palabras.”

Esta vez pero no serán las palabras las que hablen, sino las formas que el cuerpo de Elisenda, la bailarina, tracen sobre la región del ser de cada uno de vosotros… (para los muchos que seguro les hubiera gustado que el bailarín hubiera sido yo, recordaros que lo único que mi cuerpo puede transmitir es congoja en estado de reposo y descojone en vaporoso movimiento…).

Y todo ello puesto a disposición de la educación ambiental, con el propósito que ésta supere los logros conseguidos hasta ahora y dé un paso más, suficiente para llegar, esta vez SI, a TODOS los rincones de la sociedad: empresarios, trabajadores, gestores, políticos, estudiantes, pequeños, grandes, medianos, grises, verdes, rojos y marrones…a TODOS, para poder por fin dejar de cambiar acciones de nuestra vida, para cambiar definitivamente la forma de vivirla...

Así, Recoged este baile, es solo un pequeño ejemplo, amateur, sin lujos ni pretensiones, de lo que el mundo del arte podría hacer para llevar la voz ambientalista a los oídos de nuestras sociedades. Sea este pues nuestro granito, que aunque pequeño, puesto está…



Proyecto Ecodanza

Elisenda, gracias por escuchar y por poner a disposición de mis extravagancias todo tu talento.

Los que decidáis ver el video, avisaros que la calidad de éste no es la deseada. Limitaciones de tamaño y duración han impedido que pueda subirlo en la definición original. Si alguien quiere una copia que pegue una voz!!!

Posted on dimarts, d’agost 10, 2010 by Xavi and filed under | 3 Comments »

3 comentaris:

elisendanadal@yahoo.com
doni_siete@hotmail.com
ha dit... @ 11 d’agost de 2010 a les 21:01

m'ha agradat molt!!!!!!! el text esta molt i molt be,.en serio,.estic contenta...petonets. eli

Frans ha dit... @ 15 de setembre de 2010 a les 22:19

Molt xulu!!, ja em deixaràs veure l'original!

alina ha dit... @ 15 de setembre de 2010 a les 22:28

fantastic, m'agrada molt
Xavi, com que sóc ecologista al prox proj ja parlarem